El Principio Pacta Sunt Servanda como pilar de las relaciones contractuales privadas

Posted by Encuentro Jurídico on 15:52 with No comments
Por Cleopatra Scott *

Resumen:

El aforismo latino “Pacta Sunt Servanda” que expresa la idea en sentido estricto “lo pactado obliga” y en sentido amplio, aplicado al abanico de estipulaciones que conforma el objeto y causa del contrato, sobre la cual descansan las relaciones contractuales de cumplirse tal cual fueron pactadas, dicho de otro modo es la obligación de hacer lo que se convino tal cual fue convenido y en el ejercicio propio de la autonomía de la voluntad, de manera tal que ningunos de los contratantes puede eludir lo consensuado.

En los contratos privados el respeto al compromiso asumido por los contratantes, se remonta a la época del derecho romano cuando se asume como principio básico sobre el que descansa el intercambio de voluntades en las relaciones contractuales; a su vez, ese principio nace de otro, el principio de la buena fe, entendido como el modo sincero y justo con que se procede en la ejecución de las obligaciones y se fija en el principio de equidad consagrado en el artículo 1135 del Código Civil Dominicano como soporte de la relación contractual, así tradicionalmente se ha afirmado que esos principios rectores del contrato tienen una fuerza obligatoria o fuerza de ley cuyo vinculo impide que por decisión unilateral se pueda modificar o terminar la relación quedando sujeto quien así procediere a acciones para pretender tal cumplimiento de la obligación y de acciones resarcitorias.

Como garantía a esa fuerza obligatoria sobre lo pactado surge el aforismo latino “Pacta Sunt Servanda” que expresa la idea en sentido estricto de “lo pactado obliga” y en sentido amplio, aplicado al abanico de estipulaciones que conforma el objeto y causa del contrato, sobre la cual descansan las relaciones contractuales, las cuales han de cumplirse tal cual fueren pactadas, dicho de otro modo es la obligación de hacer lo que se convino tal cual fue convenido y en el ejercicio propio de la autonomía de la voluntad, de manera tal que ninguno de los contratantes puede eludir lo consensuado.

Nuestra legislación civil, que nace inspirada por el Código Napoleónico de 1844, constituye la base legal del principio Pacta Sunt Servanda, al disponer su artículo 1134 lo siguiente: “las convenciones legalmente formadas tienen fuerza de ley para aquellos que las han hecho. No pueden ser revocadas, sino por su mutuo consentimiento, o por las casusas que estén autorizadas por la ley. Deben llevarse a ejecución de buena fe (…)”; en cuyo contenido el legislador tiene el deber de incluir la fuerza probatoria a lo pactado, con el cuidado de no perjudicar o afectar intereses de terceros.

Cabe señalar que la jurisprudencia ha ampliado el campo de aplicación del principio de buena fe en la ejecución de los contratos, ya no solo a la ejecución en si misma sino también donde se manifiesta la buena fe en la negociación del contrato. Está a su vez puede tener varios aspectos, a saber: a) El rompimiento intempestivo de la negociación; b) Las negociaciones paralelas; c) La obligación de negociar; d) La obligación de informar; e) La obligación de aconsejar; f)La negativa de contratar; y g) Los contratos de adhesión (HEADRICK, 2007).

No está demás en este punto reflexionar sobre si el aforismo latino constituye en nuestra legislación un principio, entendiéndose este como una costumbre o aspiración de un derecho al final de un texto de ley o si constituye una regla jurídica o garantía en el entendido de que los principios una vez plasmados en las leyes se convierten en una garantía a favor de los partes y del Estado.

Desde otra perspectiva este principio en la medida que es reconocido y reforzado en la legislación, constituye una “garantía” para quienes celebren un contrato (ver revista actualidad jurídica No. 18. Julio 2008).

(*) Cleopatra Scott. Estudiante de Derecho de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA). Pasante de investigación jurídica de Encuentro Jurídico (2016).

Forma de citación sugerida:

SCOTT, Cleopatra. El Principio Pacta Sunt Servanda  como pilar de las relaciones contractuales privadas. 08 de febrero de 2016.
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2016.
Reacciones: