Cuidado con la Reforma Laboral, que no afecte la justicia social

Posted by Encuentro Jurídico on 11:46 with No comments

El código de Trabajo de la República Dominicana, llamado nuevo Código de Trabajo o ley 16/92 del 29 de mayo del 1992, surge de la disertación entre tres importantes sectores del País, como son los empleadores o empresario, las centrales de trabajadores y el Estado Dominicano, representados todos por destacados juristas Nacionales, los cuales lograron poner como alto interés los derechos de los trabajadores.

El trabajo es una función social que se ejerce con la protección y asistencia del Estado. Este debe velar porque las normas del derecho de trabajo se sujeten a sus fines esenciales, que son el bienestar humano y la justicia social. La pregunta que muchos se hacen ¿Que es la justicia social? No es ni más ni menos que el fenómeno que atribuye al Estado la obligación de llevar a cabo una adecuada política social con miras a la consecución de un orden social justo. Existen tres interpretaciones principales sobre la idea de Estado de bienestar: a) cuando hace referencia a la provisión de servicios de bienestar por el Estado; b) cuando es un modelo ideal donde el Estado asume la responsabilidad primaria del bienestar de sus ciudadanos. Esta responsabilidad es comprensiva, porque se consideran todos los aspectos del bienestar; un “sistema de seguridad”, no es suficiente. Es universal, porque cubre a cada persona, a la que la legislación otorga derechos positivos; y, c) estados del bienestar puede identificarse con sistemas generales de bienestar social. En muchos “Estados de bienestar”, el bienestar no se proporciona actualmente por el Estado, sino por una combinación de servicios independientes, voluntarios y gubernamentales[1].

Pero ya entrando a materia según informaciones, el proyecto de reforma y que tiene como finalidad limitar la cesantía que tiene naturaleza indemnizatoria por las pérdidas del empleo del trabajador sin haber incurrido en ninguna falta, en otra palabra es una asistencia económica por el tiempo que pasará el trabajador sin empleo, y desde mi punto de vista esta conquista debe ser preservada a toda costa, ya que la cesantía representa una garantía para todo trabajador.

Es de mi humilde opinión que los trabajadores deben organizarse para hacer resistencia a los intentos de reforma porque ningún sector promueve una reforma para mejorar las condiciones del sector contrario y obviamente lo que el sector empresarial busca con la reforma es eliminar el beneficio de la cesantía de los trabajadores.

Las reformas de los códigos en los distintos países se producen por crisis económicas, sociales y políticas siempre promovidas por los trabajadores cuando llegan a la conclusión de que el código es insuficiente y que no satisface las aspiraciones de los trabajadores y no permite una correcta distribución de los bienes que producen.

Es increíble que ahora quieran cambiar las grandes conquistas de nuestro sistema laboral en República Dominicana cuando en realidad ha sido elogiada por grandes naciones como Estados Unidos, razón por lo cual el país sacó “las mejores notas” con relación a la región centroamericana en el marco de las negociaciones para el acuerdo de libre comercio firmado con Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta), e incluso ha sido reconocida por sus avances por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El auxilio de cesantía es una contrapartida al derecho del desahucio que el Código de Trabajo le reconoce al empresario aún cuando el trabajador no haya dado ningún motivo, lo que indica que para que la cesantía desaparezca debería desaparecer también el desahucio, así nos los confirman el Ex Magistrado de la Suprema Corte de Justicia Julio Aníbal Suarez y el Ex Vicepresidente de la Republica Dominicana Dr. Rafael Alburquerque, quienes fueron los ideólogos y redactores del código de trabajo actual.

En materia laboral los contratos de trabajo terminan cuando se comete una falta o cuando hay una crisis comprobada en la empresa, lo que quiere decir que el vínculo entre ambos mecanismos contractuales es insoluble, ya que si se quita una parte habría que quitar la otra.

Para los pilares del derecho laboral, Dr. Rafael Alburquerque y Dr. Julio Aníbal Suarez, reformar el código de trabajo representaría un grave error y perjudicaría las grandes conquistas logradas por los trabajadores.

En nuestra opinión, el Estado Social ha entrado en una nueva fase, puesto que con la Constitución de la República Dominicana actualmente vigente, al ser esta última programática y compromisoria, busca dar eficacia, aplicación y proveer una transformación social para que se respeten efectivamente los derechos, mediante una tutela dirigida dar participación a los conglomerados sociales, para así poder asegurar las posibilidades de que se obtenga un acceso igualitario al bienestar social.

Respecto a las propuestas orientadas a flexibilizar las normas laborales hay que ser muy prudentes y tener cuidado para no afectar las conquistas universales de los trabajadores que a su vez son compromisos del Estado dominicano. Todas las propuestas son bienvenidas en el desarrollo de una nación, pero siempre y cuando no afecte los derechos de una parte clave de la población, parte esencial del gobierno es trabajar para crear una justicia social para fomentar el mantenimiento del empleo y con esto lograr una mejor calidad de vida para todos nosotros los trabajadores, confío en que el presidente Danilo Medina, nunca perjudicaría los interés del sector más importante del país.


Por Juan Francisco Rosario Gratereaux. Abogado. Magíster en Derecho laboral y Seguridad Social. 



Notas:

1. Huerta Lara, María del Rosario. “Los conceptos de Estado Social de Derecho, Bienestar social e Interés colectivo”.


Forma de citación sugerida:
Rosario Gratereaux, Juan Francisco. Cuidado con la Reforma Laboral, que no afecte la justicia social. Encuentro Jurídico, 17 de junio de 2013.
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2013.
Reacciones: