Medidas de salvaguardia sobre las importaciones de sacos de polipropileno y tejido tubular interpuestas por República Dominicana

Posted by Encuentro Jurídico on 15:10 with No comments

Con el auge del comercio internacional, los países se ven obligados a cooperar con otros de su región y firmar tratados comerciales con el fin de desarrollarse y proyectar sus utilidades o productos de exportación e importación. Es sabido que una de las herramientas idóneas para un país mejorar su economía es la exportación, pero, normalmente los altos costos de los impuestos para hacerlo son una traba para que un país que quiera ofertar sus productos e insumos internacionalmente, de hecho, lo haga. De ahí la importancia de que se firmen tratados de cooperación como los Tratados de Libre Comercio que puedan abaratar estos costos con el fin de mejorar la economía de los países y beneficiarse cada parte equitativamente.

Un tratado es un acuerdo mutuo con el fin de hacer o no hacer una acción (comprar, vender, entregar, etc.) que puede abarcar distintas áreas.

Los países en vías de desarrollo, como el nuestro, dependen del comercio como una de las principales formas de desarrollo. En ese orden, nuestro país, a través del Tratado de Libre Comercio acepta un acuerdo comercial con el fin de ampliar nuestro mercado de bienes y servicios de exportación e importación. El mas trascendental de los tratados firmados hasta la fecha es el Tratado de Libre Comercio (TLC) que “consiste en un acuerdo comercial regional o bilateral para ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países participantes”[i]. Este acuerdo consiste en la rebaja de los aranceles o también en la total eliminación de estos entre las partes y son regidos o regularizados por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En nuestra región somos signatarios desde el 16 de abril del 1998 de un TLC, llamado por sus siglas en inglés DR-CAFTA, o (Dominican Republic, Center America Free Trade Agreement). El DR-CAFTA, es un tratado firmado por Estados Unidos, Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua) y la República Dominicana. Este, según el Centro de Exportación e Importación de la República Dominicana (CEI-RD), crea un mercado más amplio y seguro para las mercancías y los servicios producidos en los respectivos territorios; reconociendo las diferencias en los niveles de desarrollo y tamaño de las economías[ii]. Fue puesto en vigencia por nosotros en fecha 1ero de marzo del 2007.[iii]

Ahora bien, estos pactos o tratados, aunque beneficiosos, en ocasiones producen diferendos, debido a que las exigencias son muchas y diversas.

En principio, por ejemplo, no todos los países están preparados igualitariamente para hacer cara a las responsabilidades legales, de producción o de infraestructura que conlleva un tratado. Los países, en la mayoría de los casos se deben someter a cambios legales, para lograr que las leyes sean más fuertes para defender sus productos locales comercialmente.

También, se hace necesario que estos estén listos para implementar una mejoría en los sistemas, sobre todo los que tengan que ver con lo mercantil y el comercio, en otros casos deben mejorar sus niveles de producción y la calidad para poder estar acorde con los preceptos internacionales en este sentido.

Los Diferendos: República Dominicana-Centroamérica

Un diferendo que sucedió en nuestro país por ejemplo, fue la controversia entre República Dominicana -Costa Rica, o mejor dicho Centroamérica. Esta controversia se dio debido a que la Rep. Dom., como miembro de la OMC, decidió en fecha 18 de octubre del año 2010, por medio de la Comisión Reguladora de Practicas Desleales, adoptar medidas de salvaguardia sobre las importaciones de sacos de polipropileno y tejido tubular, que son importados desde Costa Rica. Estas medidas consistieron en aranceles de hasta un 38% impuestos sobre estos productos para poder importarlos.

Pero ¿qué son las medidas de salvaguardia y en qué casos está permitido acudir a ellas? Las Medidas de Salvaguarda son disposiciones que los países pueden tomar de manera temporal, en casos de que la producción local se vea afectada o amenazada. Estas medidas solo pueden aplicarse luego de que autoridades investigadoras determinen ciertos aspectos, por ejemplo:

- Que las importaciones de un producto están aumentando cada vez más, ya sea en términos absolutos o en relación con la producción nacional.
- Que dichas importaciones causan o amenazan causar daño grave al conjunto de productores del país importador de bienes similares o directamente competidores.[iv]

En el caso de Costa Rica se afectaron con aranceles, los conductores eléctricos y sacos de polipropileno, -este último es un textil utilizado como contenedores de productos agrícolas-. Costa Rica adujo que “se les esta aplicando medidas de salvaguardia y denegando las preferencias arancelarias”[v].  Sin embargo nuestro país por medios de comunicación en reiteradas ocasiones acreditaba, que las medidas se habían impuesto para proteger a nuestros productores locales debido al aumento de las importaciones del referido material, en detrimento de la producción de la industria nacional que fabrica esos artículos.

Por otro lado, de El Salvador los productos afectados fueron: “el papel, el plástico, el cartón, néctares y jugos, boquitas y otros alimentos”[vi], etc., República Dominicana alegaba que el Salvador  es proteccionista pues estaba otorgando un incentivo a sus empresarios llamado Draw Back, y que a la vez se estaba beneficiando de las exportaciones libres de aranceles. Sin embargo El Salvador manifestó que dicho país no tenia ningún régimen fiscal de protección que protegiera a las empresas que exportaban en su país y que estas medidas arancelarias habían provocado una disminución de un 30% de sus exportaciones hacia Dominicana.

República Dominicana por su lado, en palabras del Ministro de Economía Ramón Fadul, expuso que con estos gravámenes trataban de mitigar la ventaja que tenían los empresarios de ese país a través del Draw back antes mencionado mediante el cual el gobierno de ese país le devolvía el 6% del valor de las exportaciones.

Como podemos ver, la situación era muy seria, y la atención que recibía de los medios de comunicación locales e internacionales, no ayudaban a mejorar la situación o a llegar a un acuerdo u posible solución; por el contrario, una parte argumentaba que estaban siendo desacreditados por la otra parte. Y hubo un continuo rechazo mediático por parte de los países Centroamericanos a la imposición de las Medidas de Salvaguarda a sus exportaciones hechas por nuestro país.

Costa Rica, en diversos comunicados buscaba obtener una solución amistosa para resolver el conflicto, sin embargo decían en palabras de su Ministro de Economía, Carlo Moreno que “no hubo una respuesta favorable” por parte de Rep. Dominicana. Bien decían como podremos ver posteriormente, que la imposición de dichas medidas era una violación a las reglas de la OMC al respecto, y sobre todo en relación a los acuerdos de preferencia arancelarias que tienen ambos países.

La demanda formal ante la OMC: Periodo de Consultas y activación del Grupo Especial

Al no poder llegar a una resolución de este conflicto, Costa Rica conjunto con los demás países Centroamericanos decidieron presentar una demanda ante la OMC, en contra nuestra por estos aranceles. El acuerdo al que llegaron fue para que una comisión de la OMC decidiera si las medidas tomadas, fueron basadas realmente acorde a las disposiciones en materia de la disciplina de salvaguardia o si estas fueron tomadas de manera arbitraria;  así ante la OMC activaron de inmediato la medida de solución de controversia. A esta  demanda se añadieron El Salvador, Honduras y Guatemala. 

De inmediato a este reclamo ante la OMC, lo que siguió fue la activación de un período de consultas, en las cuales, los países involucrados, tenían un plazo de 30 días para ponerse de acuerdo sin tener que llegar  a la conformación de un panel de árbitros, quienes tendrían que decidir al respecto de estas medidas.

Al contrario de lo que era de esperarse de República Dominicana, la comisión encargada para dilucidar al respecto del conflicto ante la OMC, conformada por el Ministro de Comercio Ramón Fadul y la directora de comercio exterior Yahaira Sosa, no lograron llegar un arreglo, y consideraron como un irrespeto a la soberanía nacional el sometimiento del país ante la OMC.

Lo que Costa Rica alegaba en general, era que la forma en la cual se realizó la investigación para aplicar las medidas de salvaguarda y los cálculos para justificar la salvaguardia eran incorrectos. Nuestro país agregaba que estábamos siendo objeto de una competencia desleal, y por esto se aplicaron dichas medidas conforme a la Ley 1-02 sobre Prácticas Desleales de Comercio y Medidas de Salvaguardia, la cual considera que:


“se consideran prácticas desleales de comercio internacional, la introducción al país de mercancías a precios inferiores a su valor normal, precio de "dumping", o que sean objeto de subvenciones en su país de origen o procedencia, y que efectivamente causen o amenacen causar daño importante a una rama de la producción nacional.” vii

Al final de cuentas, luego de no ponerse de acuerdo, se activó el panel de arbitraje o Grupo Especial como es llamado, ya que luego de pasado el plazo de 60 días otorgados para las consultas, los países centroamericanos y Rep. Dom., no llegaron a un consenso. En este caso, se agregaron a la demanda como terceros participantes Nicaragua, Panamá, Colombia, Estados Unidos y la Unión Europea.

República Dominicana concluyó su defensa haciéndole una solicitud al Grupo Especial de no sentar un precedente que menoscabara los derechos de los países miembros del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), de aplicar aranceles significativamente menores al ya consolidado.

Sin embargo, la OMC en su informe final, favoreció a los países Centroamericanos ratificándoles  entre otras cosas, que realmente la Rep. Dom. no había respetado los acuerdos al imponer estas medidas arancelarias bajo el argumento de que dañaban la industria nacional debido al aumento de estas importaciones, procedentes mayormente de los países centroamericanos. Explicaron que el país no logró demostrar un daño grave a la industria nacional por las importaciones de los materiales anteriormente mencionados y recomendaron al país poner sus medidas de conformidad a los acuerdos en virtud de los cuales estaban suscritos.

Como podemos observar, la firma de tratados de libre comercio, conllevan muchas vertientes legales, más profundas de lo que se ventilan al ser firmados. Acarrean consecuencias en algunos casos dañinas para los países, en caso de no contar con los mecanismos para defenderse. Se presentan situaciones que en caso de no corregirlos con premura, pueden significar pérdidas millonarias, no solo para el que lo causa sino para el que recibe el daño. Los países en cabeza de sus Ministros ya sea de relaciones exteriores, o de comercio, deberían en todo momento estar preparados, para sobrellevar estas situaciones ante los organismos internacionales, sin que se afecte nuestra posición comercial ante los mercados extranjeros. En todo caso deberíamos contar con un grupo especializado y listo para responder ante estas demandas que son más comunes de lo que pensamos, ante estos organismos.

Si bien al momento de la conclusión del Grupo especial de la OMC, el arancel de salvaguarda estaba llegando a su término, no es menos cierto que realmente, el no haber podido demostrar a tiempo con pruebas fehacientes el daño a nuestra industria nacional por el aumento de las importaciones de estos materiales, nos coloca en una posición vulnerable. Causa una situación de inseguridad para quienes quieran invertir en nuestro país y también para los empresarios y productores nacionales que verán estos tratados como dañinos y no como lo que realmente son al ser implementados de forma correcta: una  oportunidad de desarrollo.


Por Ana Letelier
Abogada. Pasante de investigación de Encuentro Jurídico. 


Notas:




[i] Los Tratados de Libre Comercio. Wikipedia [Citado el 26 de septiembre de 2012] disponible en:
[ii] Acuerdo de Libre Comercio entre Centroamérica, Estados Unidos y la República Dominicana. Centro de Exportación e Inversión de República Dominicana, [Citado el 26 de septiembre de 2012]  disponible en:
[iii] El DR-CAFTA entra en vigencia. Estados Unidos emitió la proclama que da inicio al acuerdo. Dominicana Online. [citado el 20 de     septiembre del 2012] disponible en:
[v]   Recopilación de Artículos, Países de Centroamérica demandan a la República Dominicana. Rep. Dom. Sitio web, Ministerio de Industria y Comercio.
[vi]  Rene Salazar, Director Tratados Internacionales, El Salvador.com, Recopilación de Artículos, Países de Centroamérica demandan a la República Dominicana.
vii  Ley 1-02 sobre Practicas Desleales de Comercio y Medidas de Salvaguarda,  Art. 3, Disposiciones Generales.


Forma de citación sugerida:
Letelier, Ana. Medidas de salvaguardia sobre las importaciones de  sacos de polipropileno  y tejido tubular interpuestas por República Dominicana. Encuentro Jurídico, 13 de noviembre de 2012.
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2012
Reacciones: