Los derechos humanos básicos

Posted by Encuentro Jurídico on 10:30 with No comments

Alrededor del mundo se ha tratado de crear e implementar un sistema de derechos humanos del cual todos los individuos sean titulares, pero el paso de su proclamación a la práctica efectiva, real y uniforme en todas las sociedades es un proceso que, aunque ha tenido significativos avances a través de los años, aun está en evolución. Es una lucha constante de la cual no se debe desistir y que aunque ha pasado por sus tiempos difíciles se debe mantener para evitar la vuelta a estructuras de cualquier tipo que vayan a suprimir o debilitar “los mecanismos básicos de representación, participación, libertad, opinión pública, control y responsabilidad”1 y con ellos los derechos humanos calificados como básicos o fundamentales.
En el artículo se exponen aspectos esenciales sobre estos derechos: sus antecedentes, su importancia, los principales instrumentos internacionales y nacionales que los consagran, su situación en el país y cómo las personas pueden reclamar estos derechos para vivir dignamente.
Los derechos humanos básicos (DHB’s) pueden definirse como “un conjunto de facultades, prerrogativas y libertades fundamentales que tiene una persona por el hecho de serlo, teniendo como fundamento la dignidad humana; debiendo ser reconocidos y garantizados por el Estado por medio de ordenamientos jurídicos de las instituciones nacionales e internacionales posibilitando la exigencia de su respeto.”2

Estos derechos nacen con el ser humano, son universales (para todo los individuos), inalienables (no debiendo ser anulados, exceptuando determinadas situaciones y con las garantías de lugar), interdependientes (estando relacionada la protección de uno con el cumplimiento de otros), indivisibles (dando como resultado, la privación de un derecho, una situación negativa para los demás derechos), iguales y no discriminatorios (para todos sin importar sexo, raza, religión, entre otras categorías), e incluyen no solo derechos sino también obligaciones (los Estados asumen las obligaciones de respetar, dar protección y proveer los mecanismos que faciliten el goce de los derechos humanos básicos. Así como deberes a asumir por parte de los ciudadanos).3

Como antecedentes históricos, los derechos humanos, tienen las siguientes etapas4:

En la antigüedad:

Grecia antigua: diversos autores coinciden en que los orígenes de los derechos humanos de remontan a la antigua Grecia y surgieron con el derecho natural de los hombres.

“Espejo para príncipes”: era un texto de escritura cuneiforme atribuido a Kaos Ibn Iskanda (1082 a. de J.C.) príncipe de India, que trata sobre el respeto a ciertos derechos de los súbditos como parte del deber de los gobernadores con su pueblo.

Código de Manú o Código de las diez libertades humanas esenciales y controles o virtudes necesarias para la vida buena. Siendo la primera manifestación explícita y reconocimiento público de los derechos humanos.

“A menudo, se considera que el Cilindro de Ciro, redactado en el año 539 a.C. por Ciro El Grande del Imperio Aqueménida de Persia tras la conquista de Babilonia, fue el primer documento sobre derechos humanos.”5

Cristianismo:

El Cristianismo sentó las bases para la igualdad entre todos los seres humanos al ser todos hijos de Dios. Sin embargo, la Iglesia tardo en acoger e implementar completamente la doctrina que se desprendía del Cristianismo.

“En cuanto al Pacto de los Virtuosos (Hilf-al-fudul) acordado por tribus árabes en torno al año 590 d.C., es considerado una de las primeras alianzas de derechos humanos.”6

Carta Magna:

En Occidente, en Inglaterra más específicamente, fue donde por primera vez se le establecieron límites jurídicos al poder con miras a la protección de los derechos humanos de los ciudadanos. La Carta Magna (1215), mediante la cual el Rey Juan I de Inglaterra se obligó al respeto de las “leyes viejas”,  incluía el reconocimiento de ciertos derechos fundamentales. Otros textos precursores de la legislación actual referente a los derechos humanos son: el Habeas Corpus (1679), el Bill of Rights (1689) y los Dos tratados del gobierno civil (1690).

El reconocimiento de los derechos humanos:

En la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (1776) por primera vez un poder, el constituyente, contrae las obligaciones que supone el reconocimiento de los derechos del ciudadano.

La Declaración de los Derechos Fundamentales del Hombre y el Ciudadano:
Esta Declaración es el punto de partida de la proclamación, defensa y vigencia de los derechos humanos, promulgada por la Asamblea Francesa el 26 de agosto 1789. Reconociéndose en ella que los hombres nacen y permanecen libres e iguales en cuanto a sus derechos.

La Convención de la Haya (1907):

Regula lo relativo a las leyes y costumbres de las guerras terrestres, así como las normas que deben observar los combatientes, derechos que están por encima del manejo general que se da en la guerra. Debiéndose preservar la vida, la dignidad y la salud de las víctimas.
La Declaración Universal de los Derechos del Hombre:

Aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, respaldada en la comunidad internacional, que luego de la Segunda Guerra Mundial, se comprometió a no permitir que se repitieran las atrocidades vividas durante ese momento en la historia. Esta Declaración contiene en sus 30 artículos los derechos humanos considerados como básicos.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos, está dividida de manera general de la siguiente forma:

En los artículos 1 y 2, se expone la libertad y la igualdad bajo la cual todos nacen en dignidad y en cuanto a derechos, sin discriminación alguna;

Los artículos 3 al 11 tratan sobre los derechos que tienen un carácter personal. Como son el derecho a la vida, libertad, seguridad como persona, el no sometimiento a la esclavitud, igual protección frente a la ley, a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes que amparen a los individuos contra actos que violen sus derechos fundamentales, entre otros;

Del 12 al 17 recogen los derechos del individuo en relación con la comunidad que lo rodea: entre ellos el derecho a la propiedad, tanto individual como colectiva, y a salir de cualquier país, incluyendo el propio, pudiendo regresar al mismo, así como a la nacionalidad, para mencionar algunos;

En los artículos del 18 al 21 se acogen los derechos de pensamiento, conciencia, de opinión, de religión y libertades políticas.

Los artículos que van del 22 al 27 abarcan los derechos de índole económica, social y cultural, entre los que se destacan el derecho a la educación, al trabajo, a un nivel de vida adecuado que le asegure entre otras cosas la salud, la vivienda, la alimentación y otros;
Por último, están los artículos del 28 al 30 que se encargan de recoger los límites y condiciones con los cuales los derechos enunciados en la Declaración deben ejercerse.

En el ámbito internacional son múltiples los instrumentos que abarcan la temática de los derechos humanos, pero uno de los principales, ya referido anteriormente es la Declaración Internacional de los Derechos Humanos. Es un instrumento de tal vigencia e importancia que es considerada como la base principal de las normas internacionales sobre derechos humanos, sirviendo de inspiración a un conjunto considerable de tratados internacionales de derechos humanos que crean una vinculación legal a aquellos Estados que las suscriban y ratifiquen.  Esta “Declaración supone el primer reconocimiento universal de que los derechos básicos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, inalienables y aplicables en igual medida a todas las personas, y que todos y cada uno de nosotros hemos nacido libres y con igualdad de dignidad y de derechos. Independientemente de nuestra nacionalidad, lugar de residencia, género, origen nacional o étnico, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición; el 10 de diciembre de 1948 la comunidad internacional se comprometió a defender la dignidad y la justicia para todos los seres humanos.”7

De manera regional, está la Convención Americana sobre Derechos Humanos suscrita en San José, Costa Rica el 22 de noviembre de 1969, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos. Ésta además de enunciar los derechos humanos de los individuos, recalca la obligación que tienen los Estados con estos derechos, trata sobre la Corte Interamericana de Derechos Humanos, su organización, competencia, entre otras funciones; así como de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sirviendo todos estos órganos como medio de protección al cumplimiento de los compromisos asumidos por los distintos Estados partes de dicha convención.

Visto lo anterior, en especial los antecedentes expuestos sobre los derechos humanos básicos, se puede llegar a la conclusión de que el tiempo, específicamente “la segunda mitad del siglo XX, ha legado un sistema de promoción y protección internacional de los derechos humanos”8, sistema que se ha adentrado cada vez más en los distintos ordenes estatales de los diversos países, incluyendo a la República Dominicana.

Según Gonzalo Aguilar Cavallo9, esta estructura de derechos humanos ha ido modificando la normativa y el ordenamiento jurídico de nuestras sociedades, colocando al ser humano, en conjunto con su dignidad y derechos, en una posición favorecedora, por lo menos de manera teórica.

Esto se ha notado principalmente en todos los aspectos que abarca el derecho constitucional, estando el Estado Social y Democrático de Derecho en el que el pueblo dominicano se desarrolla, teóricamente, fundamentada en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el trabajo, la soberanía popular (que reside en el pueblo dominicano según el art. 2 de la Constitución), y la separación e independencia de los poderes públicos (art. 7 de la Constitución dominicana). Siendo la función esencial del Estado, según el art. 8 de la Constitución, “la protección efectiva de los derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la obtención de los medios que le permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva, dentro de un marco de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden publico, el bienestar general y los derechos de todas y todos.” 

Además de la enunciación general del compromiso del Estado Dominicano con el respeto de la dignidad humana y los derechos fundamentales, la Constitución es el principal instrumento jurídico que consagra en su título II, capítulo I la exposición de los derechos fundamentales, dividido en las siguientes secciones: sección I derechos civiles y políticos (libertad, dignidad, igualdad, entre otros); en la sección II los derechos económicos y sociales (libertad de empresa, derecho de propiedad, entre otros.); sección III derechos culturales y deportivos y en la sección IV están los derechos colectivos y del medio ambiente, no siendo limitativa esta declaración de derechos, ya que si hay otros derechos con carácter fundamental no incluidos, a estos se le debería la misma protección (art. 74, numeral 1 Constitución dominicana). Igualmente “los tratados, pactos, convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por el Estado dominicano, tienen jerarquía constitucional son de aplicación directa e inmediata por los tribunales y demás órganos del Estado” (art. 74, numeral 3 de la Constitución).

Todo lo anterior, como en la Declaración de los Derechos Humanos, está respaldado en el capítulo II del mismo título, por las garantías a los derechos fundamentales, que según el art. 68: “La Constitución garantiza la efectividad de los derechos fundamentales, a través de los mecanismos de tutela y protección, que ofrecen a la persona la posibilidad de obtener la satisfacción de sus derechos, frente a los sujetos obligados o deudores de los mismos. Los derechos fundamentales vinculan a todos los poderes públicos, los cuales deben garantizar su efectividad en los términos establecidos por la presente Constitución y por la ley.” Son estos mecanismos como la tutela judicial efectiva y debido proceso (art. 69, Constitución dominicana), el habeas data (art. 70), la acción de habeas corpus y acción de amparo (arts. 71 y 72), y la posibilidad de nulidad de los actos que subviertan el orden constitucional (art. 73), los que les permiten a los dominicanos reclamar sus derechos fundamentales. Teniendo los individuos como contraparte de sus derechos, deberes fundamentales que deben de cumplir, y que obligan la conducta de los hombres y mujeres en sociedad (título II, cap. IV, art. 75 de la Constitución).

La realidad de los derechos humanos básicos es inestable en el país, como frágil es el actuar efectivo del Estado en busca de que estos derechos realmente ostenten las categorías de universales, de inalienables, interdependientes, indivisibles, iguales y no discriminatorios. De acuerdo con el 2011 Human Rights Reports: Dominican Republic, expedido dicho reporte el 24 de mayo del 2012 por el U.S. Department of State, Los problemas de derechos humanos más graves fueron la falta de respeto por el imperio de la ley, que se manifiesta por las ejecuciones extrajudiciales y las palizas y otros abusos de sospechosos, la violencia y la discriminación contra la mujer, incluida la violencia doméstica, la violación y el feminicidio, y una grave discriminación contra los inmigrantes haitianos y sus descendientes, inclusive a la aplicación retroactiva de una nueva política de inmigración que resulta en apátrida de facto para las personas que han vivido en el país durante generaciones.

Otros problemas de derechos humanos son la corrupción generalizada, el arresto y la detención arbitrarios, junto a duras condiciones de reclusión, el acoso de algunos grupos de derechos humanos, la prostitución infantil y otros abusos de niños, la trata de personas, la violencia y la discriminación contra las personas por motivos de orientación sexual, la aplicación ineficaz de la legislación laboral y el trabajo infantil.

Aunque el gobierno tomó algunas medidas para enjuiciar y castigar a los policías y agentes de seguridad que habían cometido abusos, hubo una percepción generalizada de impunidad de que gozan los altos directivos y otros funcionarios gubernamentales.” 10

Los derechos humanos básicos tienen una importancia de gran magnitud ya que son los que permiten a los seres humanos desarrollarse de una manera digna, siempre y cuando los diferentes Estados del mundo, incluyendo el nuestro, no solamente tengan un marco teórico sobre los derechos humanos, sino que lleven ese marco teórico a la práctica y se preocupen por su cumplimiento y seguimiento.


Por Camila Peña Vargas
Estudiante de Derecho de la Pontificia Universidad Catolica Madre y Maestra (PUCMM). Pasante de investigación de Encuentro Jurídico. 

Notas:

1 Agustín Gordillo, Adelina Loianno, Gregorio Flax, Guillermo A. Gordo, Marcelo López Alfonsín, Marcelo Ferreira, Carlose E. Tambussi, Alejandro Rodanini, Germán González Campaña, Derechos Humanos (Buenos Aires, Fundación de Derecho Administrativo, 2005), I 1-2: disponible en:

2 Dr. Alejandro M. Lapadu, “Los Derechos Humanos Básicos (DHB’s) en las economías emergentes”, Curso de Derecho Internacional 2.012, Organización de Estados Americanos OEA.

3 Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, “¿Qué son los Derechos Humanos?”, Naciones Unidas Derechos Humanos [citado el 30 de septiembre 2012]: disponible en: http://www.ohchr.org/SP/Issues/Pages/WhatareHumanRights.aspx

4  Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU), Datos sobre los antecedentes históricos obtenidos de: “Origen de los Derechos Humanos”: disponible en:  

5 Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, “Historia de la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos”, [citado el 24 de agosto 2012]: disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/history.shtml

6 Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, “Historia de la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos” [citado el 24 de agosto 2012]: disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/history.shtml

7 Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, “La Declaración Universal de Derechos Humanos: Fundamento de las normas internacionales de Derechos Humanos” [citado el 24 de agosto 2012: disponible en:

8 Gonzalo Aguilar Cavallo, “Derechos Fundamentales-Derechos Humanos. ¿Una distinción válida en el siglo XXI?”, Boletín Mexicano de Derecho Comparado, numero 127 (2 de agosto 2009[citado el 30 de septiembre de 2012]): disponible en:

9 Doctor en derecho, MA en relaciones internacionales, LLM en derechos humanos y derecho humanitario; profesor de Derecho internacional público y derechos humanos; becario de investigación postdoctoral en el DAAD-Conicyt del Max Planck Institute for Comparative Public Law and International Law, Universidad de Heidelberg.

10
U.S. Department of State, “2011 Human Rights Reports: Dominican Republic”, (24 de mayo del 2012). Disponible en:


Bibliografía:

Aguilar Cavallo, Gonzalo, “Derechos Fundamentales-Derechos Humanos. ¿Una distinción válida en el siglo XXI?”, Boletín Mexicano de Derecho Comparado, numero 127 (2 de agosto 2009[citado el 30 de septiembre de 2012]): disponible en:

Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU). “Origen de los Derechos Humanos”: disponible en: 

Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco. “Antecedentes de los Derechos Humanos”: disponible en: http://www.cedhj.org.mx/antecedentes.asp

Constitución de la República Dominicana, Gaceta Oficial n. 10561 de fecha 26 de enero del 2010, (capítulo VI, título VII, artículos 184-189).

Convención Americana sobre Derechos Humanos. Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos. San José, Costa Rica.  22 de noviembre de 1969: disponible en: 

Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas. “Declaración Universal de Derechos Humanos”: disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/

Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas. “Historia de la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos”. [Citado el 24 de agosto 2012]: disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/history.shtml

Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas. “La Declaración Universal de Derechos Humanos: Fundamento de las normas internacionales de Derechos Humanos”. [Citado el 24 de agosto 2012: disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/law.shtml

Gordillo, Agustín., Adelina Loianno, Gregorio Flax, Guillermo A. Gordo, Marcelo López Alfonsín, Marcelo Ferreira, Carlose E. Tambussi, Alejandro Rodanini, Germán González Campaña. Derechos Humanos (Buenos Aires, Fundación de Derecho Administrativo, 2005), I 1-2: disponible en:

Lapadu, Dr. Alejandro M. “Los Derechos Humanos Básicos (DHB’s) en las economías emergentes”. Curso de Derecho Internacional 2.012. Organización de Estados Americanos OEA.

Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. “¿Qué son los Derechos Humanos?”. Naciones Unidas Derechos Humanos [citado el 30 de septiembre 2012]: disponible en:

U.S. Department of State, “2011 Human Rights Reports: Dominican Republic”, (24 de mayo del 2012 [citado el 30 de septiembre del 2012]): disponible en:

Forma de citación sugerida:
Peña Vargas, Camila. Los derechos humanos básicos. Encuentro Jurídico, 09 de noviembre de 2012.
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2012
Reacciones:
Categories: