Los feminicidios y su impacto en la sociedad dominicana

Posted by Encuentro Jurídico on 9:29 with No comments
Resumen

Este artículo busca dar a conocer los puntos claves sobre la problemática de los femicidios o feminicidios. Con ese fin y a la luz de las distintas fuentes consultadas se procura que el lector esté al tanto de que dicha problemática ha existido en todo tiempo y lugar, variando sus características de acuerdo a la sociedad en la que se enfoque la cuestión y que no distingue ni edad, clase social, ni origen étnico.

De la misma forma, pretende dar una perspectiva general del término, su contenido, origen, así como mostrar cifras que dan una noción de la gravedad del tema, tanto a nivel nacional como internacional, su situación en la legislación dominicana, los reclamos del pueblo dominicano y la respuesta de las autoridades.

Dado el peligroso aumento de la delincuencia en el país, un aumento de carácter  continuo a través del tiempo, acompañada con una nociva manera de transmitirla a través de los distintos medios de comunicación, la población dominicana está más alarmada que nunca por la situación de criminalidad en la que vive.

El aspecto humano1 de los individuos que componen a la sociedad, así como su desarrollo, se está dejando de lado, dando cabida al regreso de una barbarie disfrazada, mediante la cual se “solucionan” problemas de forma incivilizada. Los efectos se pueden evidenciar con la creciente violencia dirigida hacia las mujeres en muchas partes del mundo, y es esta violencia uno de los aspectos específicos de la criminalidad que nos está afectando,  teniendo como resultado el caso de los tradicionalmente denominados femicidios o feminicidios.

¿Por qué  tradicionalmente denominados? por el hecho de que aunque el término no ha sido admitido por la Real Academia Española ha sido la forma por la cual se ha difundido tanto internacional como nacionalmente. Pero ¿a qué se refiere dicho término?, ¿cuáles son sus orígenes y contenidos?, ¿qué reflejan las estadísticas?, ¿en el país se aplican leyes especiales o sanciones más severas?, ¿cuál es la posición del pueblo, qué pide la sociedad? Y por último, pero no menos importante ¿qué están haciendo las autoridades contra este mal?

Al tratar el tema sobre los femicidios o feminicidios se habla de un fenómeno que ha existido durante largo tiempo, de una situación que ha sido “invisibilizada durante milenios, de un hecho normalizado desde los inicios de la sociedad humana global”2, pero que últimamente se ha multiplicado de manera tal que ha sido el foco de miles de noticias alrededor del mundo y punto de debates en distintos ámbitos de la sociedad, incluyendo el jurídico y legislativo.

Mientras que la práctica es antigua, el término femicide o femicidio fue acuñado en Inglaterra alrededor de 1970 por Carol Orlock, feminista estadounidense, quien preparaba una antología sobre la temática que no llegó a ser publicada.  Es la autora sudafricana, Dianna Russel, que hace uso por primera vez del término en público como describe en su página web: “Usé por primera vez el término femicidio en público cuando testifiqué ante aproximadamente 2,000 mujeres de 40 países quienes asistieron al primer Tribunal Internacional sobre Crímenes contra Mujeres, en Bruselas, Bélgica, en 1976”3.

En coautoría con Jill Radford, Russell redefine de manera implícita el concepto de femicide o femicidio como: “el asesinato de féminas por hombres por el hecho de ser féminas”4, o dicho de otra forma “el asesinato misógino5 de las mujeres por parte de hombres”6. Fue usado por primera vez en una recopilación o antología titulada Feminicide: the Politics of Woman Killing en 1992.

Como ejemplos de las muchas situaciones de feminicidio Russell expone los siguientes: “apedrear a mujeres hasta la muerte, asesinato de mujeres por cuestión de “honor”, violaciones-asesinatos, asesinatos de mujeres y niñas por esposos, novios, y citas, por tener amoríos, o ser rebeldes, o por numerosas otras excusas; [...] muertes como resultado  de mutilaciones genitales, esclavas sexuales femeninas, mujeres traficadas, y mujeres prostituidas, asesinadas por sus “dueños”, traficantes, johns7, y pimps o chulos, así como mujeres asesinadas por extraños misóginos, conocidos, y asesinos en serie.”8 Entre otras situaciones están: los esposos que estrangulan a sus mujeres porque planean dejarlos, feminicidios en masa, como cuando en una sociedad se prefiere a los niños, dándose como resultado el asesinato o muerte por negligencia de millones de bebés del sexo femenino y niñas, como sucede en la China. Sale a la luz, de igual manera, como la lucha de poder entre hombres y mujeres, por puestos que han venido ocupando las mujeres, y que algunos hombres no aceptan que ellas tienen los mismos derechos y capacidades que ellos, situación que puede llevar al feminicidio. Mostrándose así, que el feminicidio y la naturaleza del mismo es variable de acuerdo a los caracteres tanto sociales, como económicos y culturales de la sociedad en cuestión.

Fuente de imagen: www.eldinamo.cl
En cuanto a su traducción al español, fueron muchos los autores que formaron opinión sobre la misma, pero fue la congresista y feminista mexicana Marcela Lagarde que inspirada en el libro coeditado por Radford y Russell, tradujo el término femicide a feminicidio. Esta traducción fue adoptada ampliamente en México para luego expandirse a diversos países de Latinoamérica, hasta el punto de que ocho de ellos han podido pasar leyes en contra de los feminicidios. Lagarde cambió un poco su definición de feminicidio, agregándole la problemática de la impunidad con la que tratan los feminicidios la policía y el gobierno mexicano. Haciendo entonces de dicha problemática uno de los factores importantes de su definición.

El propósito del término para los movimientos feministas que lo originaron era resaltar la profundidad de un tema que consideran que de alguna u otra forma es tolerada por la sociedad y el Estado en los cuales reina una naturaleza patriarcal, así como una tendencia a utilizar la violencia para mantener la dominación por parte del sexo masculino. De la misma manera querían diferenciar esta extrema forma de violencia contra las mujeres de las demás, crear una alternativa ante la neutralidad en cuanto al sexo, que trae consigo el término homicidio, buscando a la vez crear resistencia ante las diferentes formas de feminicidio, que se tomen las medidas correspondientes y se tomen con seriedad estos casos.

En cuanto a las cifras sobre los casos de feminicidio son diversas los espacios que brindan esas informaciones. Por un lado, a escala mundial según datos estadísticos provenientes de la fuente internacional de información pública en todos los aspectos de violencia armada, Small Arms Survey9, cerca de 66,000 mujeres y niñas son violentamente asesinadas cada año, constituyendo esta cantidad aproximadamente el 17% de todas las victimas de homicidios intencionados, siendo estos datos recolectados por año durante el periodo 2004-2009. La República Dominicana se encuentra entre los 25 territorios con mayor tasa de feminicidio por cada 100,000 féminas, ocupando el puesto 24, para el mismo período de 2004-2009.10

Por el otro, tenemos las siguientes cifras a nivel nacional, registrándose en la República 113 feminicidios hasta el 17 de julio del presente año, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas de la Policía Nacional. Siendo de estos 55 por razones íntimas, 43 por conflictos de índole social y 15 debido a la delincuencia en general.11

Por años, en el 2005 hubo 190; en 2006 177, para el 2007 los feminicidios sumaron 173. En 2008 las víctimas totalizaron 204; en 2009 199; mientras en 2010 las mujeres asesinadas fueron 210.12 El 2011 cerró con 229 feminicidios.13 Todo lo anterior mostrando la gravedad de la situación y la necesidad de que se haga un plan de acción que realmente muestre resultado a lo largo de su puesta en gestión.

El término feminicidio además de ser un neologismo aun no aceptado por la Real Academia Española, es un vocablo que no tiene base legal en el ordenamiento jurídico dominicano contemplando el Código Penal, sólo el homicidio como forma de quitarle la vida a una persona. Aunque la problemática se encuentra más que visible en la realidad del país, se encuentra casi imperceptible en las leyes y las políticas del mismo. Es en la Ley 24-97 sobre violencia intrafamiliar, que se puede ver la problemática desde un enfoque general, como violencia contra la mujer, en sus artículos 309-1 y ss., pero no es atacada de la manera en que diversos sectores de la población requieren que se enfrente.  

A pesar de que en el país todavía no existan leyes especiales para la sancionar el femicidio o feminicidio, no falta el llamado a que así sea. Por un lado, una parte de la población se inclina a la revisión del marco jurídico-penal para que esta conducta sea tipificada y debidamente sancionada, pero otro grupo responde que ya está tipificado como homicidio, y en el caso de que se dé dicha tipificación en particular se debería dar la tipificación de múltiples situaciones. “Sin embargo, el riesgo de una tipificación que busque establecer una penalización especial de solo ciertas formas de violencia contra las mujeres, sin que exista una disposición que en términos más generales sancione la misma conducta dirigida a otros sujetos, puede eventualmente dar lugar a restricciones o exclusiones de difícil justificación.”14 Haciendo que aquellas especificaciones que se desarrollen en dicha tipificación excluya y haga más difícil la aplicación de sanciones de aquellas que no se encuentren dentro de la misma, pero abarcan la violencia en contra de la mujer y el feminicidio de las mismas.

Existe un anteproyecto de ley sobre feminicidio, presentado ante la Cámara de Diputados del país por el diputado de la provincia de Santo Domingo, Virgilio Merán Valenzuela, que muestra iniciativa por parte de los legisladores a contribuir a la creación de un marco legal “que permita establecer la prohibición y sanción penal adecuada”15, que de alguna u otra forma puede que a la larga encasille el concepto de feminicidio pudiendo suceder lo descrito en el párrafo anterior.

El feminicidio o femicidio es un asunto en de interés nacional, considerado como rezaba una pancarta en el miércoles negro en contra de los feminicidios, como más que “un crimen pasional, un problema de la violencia generalizada, la muerte por amor, o un homicidio, ya que supone un problema más complejo, siendo el último eslabón en la cadena de violencia que sufren las mujeres por el desequilibrio en las relaciones de poder con los hombres que culmina con la muerte violenta de ellas”. Exigiendo la población a las autoridades, respuestas rápidas, eficaces y duraderas para resolverla.

El Estado dominicano como firmante y ratificadora de diversas convenciones y acuerdos internacionales que tienen como fin la protección de la mujer ante cualquier tipo de discriminación y violencia, como es Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979), debe hacer todo lo posible por adoptar las medidas necesarias y oportunas para prevenir, eliminar, y sancionar toda forma de violencia contra la población en general, pero en este caso, contra las féminas. Cosa que en realidad no ha hecho, postergándose dicha responsabilidad, ya que aunque reconocen la gravedad de la situación, no se pasa del lamento a la acción, manteniéndose la aplicación de normas jurídicas desfasadas y que pueden tener efectos contraproducentes.

Una solución a la violencia en contra de la mujer “demanda presupuestos adecuados, una legislación mejorada y esfuerzos inter-institucionales que evidencien una clara vocación de enfrentar la situación con hechos y no solo con palabras. Lamentablemente los poderes legislativo, ejecutivo y judicial no han mostrado hasta ahora la voluntad política requerida para poner fin a esta tragedia”16 sostienen en el documento las diferentes organizaciones que convocaron la jornada del miércoles negro frente al Congreso Nacional el pasado 11 de julio del presente año.

Más que una sola penalización, se debe buscar luchar contra los cimientos sobre los cuales se basan estas conductas, desde la discriminación de género, pasando por el sexismo y la misoginia, haciendo un llamado a la denuncia de las diferentes formas de violencia,  tratando de sensibilizar a la población sobre la situación, la violencia en la familia y la violencia en general para ir rompiendo con obstáculos que nos estancan, y nada le suman a la sociedad dominicana.


Por Camila Peña.
Pasante de investigación.-


Notas: 


1Aspecto humano, humanidad, que desde el punto de vista de la moral es esa que nos hace ser sensibles hacia todo aquello que ocurre a nuestro alrededor, hacia lo que le ocurre a aquellos que nos rodean, y puede ser relacionada con términos como la compasión, la solidaridad, la misericordia, el altruismo y otros valores morales positivos. 

2Diana E. H. Russell, Ph.D., “The Origin and Importance of the Term Feminicide” (December 2011 [citado el 10 de agosto 2012]): disponible en 


3Russell, “The Origin and Importance of the Term Feminicide”: disponible en 


4Definiéndose Misoginia como: la aversión u odio a las mujeres, o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar a la mujer como sexo y con todo ellos lo considerado como femenino 

5 Josie Kaye, “Femicide”, Online Encyclopedia of Mass Violence, (Nov. 3, 2007 [citado el 13 de agosto 2012]): disponible en 


6John: A man who is a prostitute’s costumer; es decir, un hombre que es cliente de alguna prostituta Definición obtenida del American Heritage Dictionary: disponible en 


7 Russell, “The Origin and Importance of the Term Feminicide”: disponible en 


8 The Small Arms Survey es un proyecto del Graduate Institute of International and Development Studies, Ginebra, Suiza (Mi traduccion). 

9Matthias Nowak, “Femicide: A Global Problem”, Small Arms Survey Research Notes, Number 14 (February 2012[citado el 15 de agosto 2012]): 4. Disponible en 


10 “R.D. registra 113 feminicidios hasta el 17 julio 2012”, [citado el 15 de agosto 2012]: disponible en: 


11 Informe sobre: Los feminicidios en la República Dominicana, Departamento de estadísticas de la Procuraduría General de la República: disponible en 


12 Leisy Torres, “El 2011 cerró con 229 feminicidios”, Periódico Digital El Día, (5 enero 2012 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en 


13 Patsilí Toledo Vásquez, “¿Tipificar el Femicidio?”, Anuario de Derechos Humanos, (2008 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en 


14 Lic. Virgilio Morán Valenzuela, “Anteproyecto de ley sobre feminicidio”, Secretaría General de la Cámara de Diputados, (10 de julio 2012 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en http://www.camaradediputados.gov.do/masterlex/mlx/docs/2e/2/4E3E/4E3F.pdf

15La Redacción, “Mas de un centenar de organizaciones dicen feminicidios es una tragedia nacional”, Diario Digital R.D., (11 julio 2012 [citado el 24 de agosto 2012]): disponible en http://www.diariodigital.com.do/articulo.php?id=19750

16Néstor Medrano, “Convocan día de luto por violencia a mujeres”, Periódico Listín Diario, (11 de julio 2013 [citado el 28 de agosto del 2012]): disponible en 


Bibliografía: 

- ATENCIO, Graciela. “Feminicidio-Femicidio: Un paradigma para el análisis de la violencia de género”, (20 de diciembre 2010 [citado el 10 de agosto 2012]), Feminicidio.net: disponible en http://www.feminicidio.net/index.php?option=com_content&view=article&id=67&Itemid=8

- H. RUSSELL, Diana E. “The Origin and Importance of the Term Feminicide”. (Diciembre 2011 [citado el 10 de agosto 2012]): disponible en http://www.dianarussell.com/origin_of_femicide.html

- KAYE, Josie. “Femicide”. Online Encyclopedia of Mass Violence. (Nov. 3, 2007 [citado el 13 de agosto 2012]): disponible en http://www.massviolence.org/IMG/article_PDF/Femicide.pdf

- LAZALA, Cinthia. “Feminicidios en ascenso: 200 mujeres asesinadas por año en República Dominicana”. Observatorio Político Dominicano. (12 de junio del 2012 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en http://www.opd.org.do/index.php?option=com_content&view=article&id=834:feminicidios-en-ascenso-200-mujeres-asesinadas-por-ano-en-republica-dominicana&catid=272:nota-de-prensa

- MEDRANO, Néstor. “Convocan día de luto por violencia a mujeres”. Periódico Listín Diario. (11 de julio 2013 [citado el 28 de agosto del 2012]): disponible en http://www.listindiario.com/la-republica/2012/7/11/239358/Convocan-dia-de-luto-por-violencia-a-mujeres

- MORAN VALENZUELA, Virgilio. “Anteproyecto de ley sobre feminicidio”. Secretaría General de la Cámara de Diputados. (10 de julio 2012 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en http://www.camaradediputados.gov.do/masterlex/mlx/docs/2e/2/4E3E/4E3F.pdf

- NOWAK, Matthias. “Femicide: A Global Problem”. Small Arms Survey Research Notes. No. 14. (February 2012[citado el 15 de agosto 2012]): 4. Disponible en http://www.smallarmssurvey.org/fileadmin/docs/H-Research_Notes/SAS-Research-Note-14.pdf

- PONTON CEVALLOS, Jenny. “Feminicidio en el Ecuador: realidad latente e ignorada”. Boletín Ciudad Segura. No. 31, (2009 [citado el 24 de agosto del 2012]), Flacso Sede Ecuador, Programa Estudios de la Ciudad: disponible en http://www.feminicidio.cl/jspui3/bitstream/123456789/415/1/13docbco_14abril10.pdf 



- TOLEDO VASQUEZ, Patsilí. “¿Tipificar el Femicidio?”. Anuario de Derechos Humanos. (2008 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en http://www.anuariocdh.uchile.cl/index.php/ADH/article/viewFile/13660/13942

- TORRES, Leisy. “El 2011 cerró con 229 feminicidios”. Periódico Digital El Día. (5 enero 2012 [citado el 24 de agosto del 2012]): disponible en http://eldia.com.do/nacionales/2012/1/5/72014/El-2011-cerro-con-229-feminicidios

- El dinamo. “Infografía: las dolorosas cifras del femicidio en el mundo”. (2 de marzo de 2012 [citado el 10 de agosto 2012]): disponible en http://www.eldinamo.cl/2012/03/02/infografia-estas-son-las-dolorosas-cifras-en-torno-a-los-femicidios/

- La Redacción. “Más de un centenar de organizaciones dicen feminicidios es una tragedia nacional”. Diario Digital R.D., (11 julio 2012 [citado el 24 de agosto 2012]): disponible en http://www.diariodigital.com.do/articulo.php?id=19750

- “R.D. registra 113 feminicidios hasta el 17 julio 2012”, [citado el 15 de agosto 2012]: disponible en: http://noticialibre.com/?p=74802

- Informe sobre: Los feminicidios en la República Dominicana, Departamento de estadísticas de la Procuraduría General de la República: disponible en http://mujer.gob.do/LinkClick.aspx?fileticket=6n0CbxTbOFE%3D&tabid=140&mid=590



Forma de citación sugerida:
Peña, Camila. Los femenicidios y su impacto en la sociedad dominicana. Encuentro Jurídico, 12 de semptiembre de 2012.
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2012.
Reacciones: