¿Existe Plazo para las Transformaciones en la Ley de Sociedades?

Posted by Encuentro Jurídico on 0:42 with No comments


La Ley 479-08, General de Sociedades Comerciales y Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada, promulgada en fecha once (11) de diciembre de dos mil ocho (2008), ha significado sin duda alguna un necesario avance en la normativización y regulación de las sociedades comerciales en la República Dominicana. Con sus virtudes y debilidades, nos armoniza con la realidad del mundo moderno, brindando formas societarias que se adaptan a las necesidades de nuestros empresarios y comerciantes, creando a la vez un control fiscalizador en procura de evitar acciones delictivas, y las evasiones a los tributos al Estado, entre otras.


Sin embargo, los aspectos relativos a los procesos que las compañías previamente constituidas a la Ley deben realizar para adecuarse o transformarse, han propiciado numerosos sinsabores, malos entendidos y frustraciones. Por ello, en el presente escrito deseamos brindar luz en torno a uno de estos que por falta de una correcta interpretación ha generado bastantes dolores de cabeza.

Común y erróneamente al plazo establecido en los artículos 515 y 521 de la Ley de Sociedades se le ha denominado como “el plazo para la transformación[1] de las sociedades”; termino que incluso es frecuentemente mal empleado por los propios abogados y asesores empresariales. Dichos artículos fueron recientemente modificados por la Ley 73-10, y se leen de la siguiente forma: 

“Artículo 515. Las sociedades anónimas constituidas con anterioridad a la promulgación de esta ley y que hayan realizado ofertas públicas de valores, primarias o secundarias, o negociado instrumentos financieros a través de la Bolsa de Valores de la República Dominicana, deberán realizar su adecuación societaria, contable y operativa de conformidad con los requerimientos establecidos en la presente ley para las sociedades anónimas de suscripción pública dentro de los veinticuatro (24) meses siguientes a su publicación; a tal fin, las indicadas sociedades deberán cumplir con los siguientes requisitos”. 
“Artículo 521. Las sociedades anónimas de suscripción privada constituidas con anterioridad a esta ley y que deseen continuar con ese estatus, deberán someterse al procedimiento de adecuación societaria, contable y operativa dentro de los veinticuatro (24) meses siguientes a su publicación; a tal fin, las indicadas sociedades, deberán convocar una asamblea general extraordinaria, a los fines de modificar sus estatutos sociales conforme a las siguientes indicaciones”.

De la breve lectura de las precedentes disposiciones podemos advertir varias particularidades:


1. Se aplican únicamente a Sociedades Anónimas (S. A.) constituidas previamente a la promulgación de la Ley 479-08.

2. Se aplica la disposición (Art. 521) para dos escenarios específicos, a.- para aquellas que hayan realizado ofertas públicas de valores, primarias o secundarias, o negociado instrumentos financieros a través de la Bolsa de Valores de la Rep. Dom., y b.- para las que deseen continuar bajo la forma societaria de Sociedad Anónima de Suscripción Privada (figura contenida a partir de la Ley de Sociedades). 


Por lo leído anteriormente, se deduce claramente que NO EXISTE PLAZO PERENTORIO PARA LA REALIZACION DE LAS TRANSFORMACIONES. Y ello reside en la razón de que no se pueden colocar corta pinzas a la actividad comercial en su totalidad, sino mas bien crear disposiciones que conlleven a las sociedades a indefectiblemente cumplir con las disposiciones regulatorias. Precisamente, dicho efecto se espera lograr con lo dispuesto en el Párrafo I, del Art. 523 (modificado por la Ley 73-10), el cual establece que:
“Párrafo I: Los registradores mercantiles no recibirán, para fines de matriculación, renovación o inscripción, ninguna documentación societaria correspondiente a aquellas sociedades anónimas que en el indicado plazo de veinticuatro (24) meses no hayan realizado su proceso de adecuación a la presente ley”.

He aquí el quid del asunto… el origen de la confusión. Esta disposición SI es de aplicación común tanto para los casos de adecuación como para aquellos de transformación, estos últimos que constituyen la mayoría de los procesos a la luz de la Ley de Sociedades. En aras de un mayor entendimiento pasaremos a explicarlo de forma práctica. 


Previo a la Ley No. 73-10 (que extiende el plazo a 24 meses), la Ley de Sociedades había sido modificada por la No. 178-09, que había extendido el plazo de 12 a 18 meses, fijándose así una fecha limite para el ya pasado 11 de junio de 2010. Siendo así, a una sociedad comercial (digamos una S. A[2].) que no realizare su “transformación” para la fecha límite prevista no le sería recibido documento alguno en la Cámara de Comercio; esto implica que un sinnúmero de operaciones propias y necesarias de las compañías no podrían realizarse por falta de documentaciones. Por ejemplo, si la compañía pidiese un préstamo a un banco comercial, seguramente le solicitarían una copia certificada de la reciente Asamblea General Ordinaria Anual, pero si no la registró previo a la fecha limite, y la compañía aún no se hubiese transformado, dicho documento quedará truncado por toda vía. 

Haciendo un resumen general de lo vertido, tendremos que:

a. Los plazos perentorios de los Arts. 515 y 521 solo se aplican a los procesos de “adecuación” de Sociedades Anónimas que contengan las características que en ellos se declaran.
b. No existe plazo perentorio para el proceso de “transformación”, pero una vez cumplido los veinticuatro (24) meses (11 de diciembre de 2010), las Cámaras de Comercio no recibirán documentación alguna de compañía que no se haya transformado.
c. La Ley no establece ningún tipo de sanción para ninguno de los casos antemencionados, entendemos que bastaran los conflictos de operatividad que para la empresa ocasione la situación misma. 

A manera de conclusión, deseamos resaltar la importancia de que previo a iniciar un proceso ya sea de adecuación o transformación, se realice todo trámite de registro y actualización de documentos inherentes a la compañía en cuestión, a los fines de evitar dilaciones innecesarias y gastos extras. La regla debe ser: “primero regulo y actualizo, luego adecuo o transformo”.


Por Aníbal Mauricio. Abogado e internacionalista. Fundador y Director de Encuentro Jurídico. 

Notas de referencia:

[1] La transformación es el proceso por el cual una sociedad de suscripción privada (S.A., o C. por A.) puede adoptar otra tipología societaria de conformidad a la Ley 479-08. 
[2] Aquí resulta preciso mencionar, que para las compañías constituidas previo a la Ley 479-08, en la mayoría de los casos poco importa su denominación como Sociedad Anónima (S. A.) o como Compañía por Acciones (C. por A.) puesto que las particularidades y virtudes de cada una de ellas nunca fueron explotadas en su justa medida, convirtiéndose en muchos casos más una diferencia gramatical que por la naturaleza de las mismas. 

Forma de citación sugerida:
Mauricio, Aníbal ¿Existe Plazo para las Transformaciones en la Ley de Sociedades? Encuentro Jurídico, 23 de junio de 2010. 
- - -
Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director. Derechos Reservados © 2010.
Reacciones:
Categories: