Redistribuir el Conocimiento.

Posted by Encuentro Jurídico on 10:12 with No comments
Por Jose Nuñez Leiva.
Secretario de Estudios Carrera de Derecho, Universidad San Sebastian (Chile). Colaborador Internacional de EJ.


Afortunadamente hoy en día nadie discute el hecho de que en Chile existe una pésima distribución de la riqueza, y que ella, de una u otra forma, debe ser redistribuida.

Sin embargo, persiste, sin ser apreciada como un problema importante, otra mala distribución que produce efectos incluso más nefastos y dolorosos que la patrimonial. Nos referimos a la inequitativa distribución de los conocimientos y destrezas básicas que permiten al ser humano entender e integrarse a su entorno.

En efecto, ocurre que la educación, como proceso, transmite al individuo no sólo conocimientos, competencias y habilidades que lo capacitan para desarrollar actividades o ejecutar funciones específicas, sino que también entrega un sinnúmero de estados físicos y mentales, que le permiten además de vincularse con otros, comprender su medio, y que la sociedad considera que no deben estar ausentes en ningún sujeto, de tal forma que su ausencia produce la marginación de aquel que nos los posee.

Muchas personas, sea por vicios del sistema educacional formal; sea porque nunca accedieron a dicho sistema; o bien porque han debido privilegiar el aprendizaje de habilidades laborales; no disponen de un satisfactorio acervo de conocimientos no funcionales, es decir, no se encuentran en condiciones de generar y mantener vínculos, en condiciones de libertad plena, con el resto de la sociedad, ni de comprender el funcionamiento de esta. Estas personas son , en general, y no por su culpa, incapaces de comunicarse satisfactoriamente y comprender esferas y elementos de la vida que son tan familiares para otras, tales como, el rol de ciudadano, el funcionamiento general del Estado, el sistema de protección de sus derechos fundamentales, la información difundida por los medios de comunicación, etc. Lo que sin duda hace difusos y casi inverosímiles los beneficios de la vida en sociedad.

La denominada “Reforma a la calidad de la educación” contribuirá en cierto modo disminuir esta brecha, pero como efecto colateral y no deseado, paradojalmente, la aumentará en ciertos casos. Permitirá el acceso a este importante capital a niños y jóvenes que de otra forma no podrían adquirirlo, pero esa adquisición, o aumento del capital educativo en otros casos, continuará diferenciándolos de aquellos que no lo tienen, y que tampoco gozan de la posibilidad de adquirirlo, dado que por su condición se encuentran fuera de los beneficiarios del sistema educativo formal de acceso abierto. Nos referimos básicamente a adultos sostenedores de familias, adultos mayores y todos aquellos sujetos cuyos medios de sustento, al momento de evaluar si ingresan al sistema educativo, representan un inabordable costo de oportunidad.

Hacia este grupo debemos, ahora y en adelante, dirigir nuestra atención con miras al diseño, construcción e implementación de programas que permitan la disminución y ojala la desaparición de esta brecha. La redistribución del conocimiento, tal como la redistribución de la riqueza económica, es una tarea que debe ser asumida tanto por el Estado como por los particulares y resulta imprescindible para asegurar la libertad de todas las personas.


Encuentro Jurídico no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director.

Reacciones: