El Gran Circo del Congreso Nacional (Sátira)

Posted by Encuentro Jurídico on 22:19 with No comments



Por: Aníbal Mauricio Paz

Damas y caballeros!!! Jóvenes y niños!!! VENGAN…VENGAN! El Gran Circo del Congreso Nacional esta por empezar!!!

Presenciaremos a los Congresistas ACROBATAS, que con vueltas maromas, piruetas y otras tantas volteretas, tratan de llamar la atención, pero al final no dicen ni hacen nada… se quedan bailando en el aire. Por momentos vienen… por momentos van, y al final lo mejor es con ellos nunca contar.

Verán a los impresionantes y misteriosos Congresistas MAGOS, que como buenos prestidigitadores convierten lo negro en blanco y lo fácil en una empresa imposible. Sus palabras emanan falsa sabiduría y erudición, todos prefieren tratarles con distancia pues sin advertir cualquiera puede caer en el hipnotismo de su falso actuar.

Se divertirán y literalmente morirán de la risa con los siempre ocurrentes Congresistas PAYASOS, sus intervenciones, argumentos y propuestas, carecen de toda lógica y racionalidad. Son la amarga decepción de todos aquellos que votaron para otorgarles su representación y el alto salario que cobran por no hacer más que… PAYASADAS! (wohooo!!! FANFARREA!!).

También contaremos con los “Valientes” Congresistas DOMADORES. Se trata de una casta especial, de la cual solo un puñado forma parte. Ellos, con su temible látigo, mantienen sumiso al violento rebaño. Con gran precisión ordenan y sus mandatos son ejecutados sin margen de error (OHHHH!!!!).

Pero aun queda mas! Sean testigos de los "guapos" Congresistas LUCHADORES. Son fieles aprendices de la Escuela de Relámpago Hernández y los Hermanos Bronco, bajo la tutela del hijo de Doña Tatica. Ellos nacieron para provocar el caos, las disputas y los aguerridos enfrentamientos. Su lenguaje es a través de patadas voladoras, slams, quebradoras y la muy temible llave la "polémica". Estarán siempre en sigiloso acecho, para en la primera oportunidad convertir el escenario en una arena de gladiadores.

Para los adictos a la adrenalina, un acto no apto para enfermos cardíacos, el show de los Congresistas SUICIDAS. No le temen a nada ni a nadie. Son capaces de presentar las propuestas y posiciones mas extremas. Son intransigentes, intolerables, imprudentes y completamente testarudos. No les importa lo que piensan sus colegas del circo, ni el publico espectador, ni siquiera se importan a si mismos. Son los verdaderos LOCOS del circo. Le aseguramos que no lo ha visto todo hasta no verlos a ellos.

Pero nuestro maravilloso, mágico e inigualable circo, también cuenta con la presentación de la más diversa gama de animales. Contamos con peligrosos “tigres”, apendejados “mulos”, fieros “leones”, “ratas” salvajes, insignificantes “pulgas”, grandes “morsas” y muchos otros animales mas.

Y si acaso le puede interesar… si es usted un aburrido curioso, si prefiere salir del frenesí del espectáculo principal… afuera de nuestra gran carpa, justo al lado de nuestro gran estacionamiento, encontrara encerrado en una pequeña caja, al mas extraño y repugnante de los seres sobre la tierra. Es el Congresista por Amor a la Patria. Sin sentido alguno, lucha por cumplir con sus promesas, hace de su trabajo de legislar un arte en favor de la nación, lo motiva la Responsabilidad, el Honor y un Férreo sentimiento de Patriotismo. Se desvive por las causas a favor del pobre y el desamparado y coloca a la justicia por encima del derecho. Ha decidido dar su vida misma por erradicar la corrupción, el clientelismo y a los que se autoproclaman democráticos pero que con sus acciones destruyen la democracia. En fin, créanme, no vale la pena perder su tiempo por esta especie en extinción.

Así que sigan BAILANDO! RIANSE! DIVIERTANSE! Olvídense de todo lo importante porque El Gran Circo del Congreso Nacional llego para quedarse!!!



Las opiniones y comentarios aquí expresados son responsabilidad única del autor; No representan (salvo expresa afirmación autorizada por el Consejo Directivo) la posición oficial de ENCUENTRO JURIDICO, sus miembros directivos y/o sus miembros activos.
Reacciones: